sábado, 26 de septiembre de 2015

CEREBRO Y FELICIDAD


DOPAMINA: El sistema dopaminérgico de recompensa está involucrado en la alegría anticipada, la motivación y la atención relacionada con el placer. La dopamina es un juez de las expectativas que tenemos sobre las cosas. Un chasco induce un nivel bajo de dopamina. Una sorpresa agradable, un aumento. Cuando una persona realiza una acción que satisface una necesidad o sacia un deseo, esta hormona produce una sensación de placer. La descarga de ésta actúa como señal de que la actividad que la desencadenó promueve la supervivencia y la reproducción.


SEROTONINA: Los altos niveles de serotonina se asocian a la serenidad y el optimismo. También se produce una mejora en la concentración, la autoestima y el estrés. Niveles altos de serotonina implican que nos sentiremos menos vulnerables a potenciales agravios, sobre todo de nuestra autoestima. Así pues, la serotonina es como un chute de ego Una buena forma de estimular la serotonina de forma natural es practicando ejercicio físico.




OXITOCINA: Junto a la vasopresina, la oxitocina interviene en el enamoramiento, el orgasmo, el apareamiento y el amor maternal.  

  


 
ESTUDIO SOBRE EL CEREBRO Y LA FELICIDAD


 


 Fuentes:
http://www.institutodelafelicidad.com/
gráfico dopamina:
http://2.bp.blogspot.com/-R9qLR9BU2ss/UlJiwfHg4QI/AAAAAAAAATE/nc9QaDSVO4Q/s400/cara+de+sorpresa.png 
 gráfico serotonina:
http://aerobicsalud.com/wp-content/uploads/2015/05/125-620x264.jpg
gráfico oxitocina:
http://3.bp.blogspot.com/-uI_aKKtGVtY/TrtvXaevuoI/AAAAAAAADzQ/I3cX-C_HRhc/s320/amordebonequinho.jpg